sábado, 28 de febrero de 2015

"Ojos de perro azul" de Gabriel García Márquez

«No abras esa puerta ―dijo―. El corredor está lleno de sueños difíciles». Y yo le dije: «Cómo lo sabes?». Y ella me dijo: «Porque hace un momento estuve allí y tuve que regresar cuando descubrí que estaba dormida sobre el corazón»
García Marquéz escribió esta serie de cuentos entre 1940 y 1950, en los cuales la muerte se vuelve un tema recurrente y juega con su relevancia en cada historia, bajo su influjo va adquiriendo distintos significados del imaginario colectivo y se desliza suavemente entre cada historia.

Surgen así historias donde coexisten muertos que no saben que lo están, en otras quienes ansían la vida aún en lo cotidiano, en tanto hay quien esta confundido con su gemelo o que ansían un cuerpo para seguir existiendo.

Los cuentos permiten explorar también la búsqueda de Marquéz de su propia narrativa, en las cuales con más aciertos que tropiezos se comienzan a vislumbrar.

domingo, 22 de febrero de 2015

Recuerde 1979 como el año en que programadores en NORAD casi comenzaron la Tercera Guerra Mundial cuando de forma accidental iniciaron una simulación por computadora de un ataque soviético.

En las primeras horas de la mañana del 9 de noviembre de 1979, Zbigniew Brzezinski, asesor de seguridad nacional del Presidente Carter, fue despertado con una llamada telefónica. De acuerdo con NORAD, la Unión Soviética había lanzado 250 misiles dirigidos directamente a suelo americano. Brzenzinski recibió otra llamada poco después de la primera, donde NORAD informaba que no eran 250 misiles sino en realidad 2,200 misiles. El mayor temor de la Guerra Fría estaba ocurriendo.

Brzenzinski ni siquiera se molestó en despertar a su esposa. Asumió que él y todos los que conocía pronto estarían muertos, no tenía sentido preocuparse. Imaginó un triste mundo post-apocalíptico que iniciaría en un parpadear de ojos.

"Sabía que si fuera cierto, entonces dentro de una media hora mis seres queridos, Washington, y la mayoría de América dejaría de existir. Quería estar seguro de que estaba ocurriendo", explicó Brzenzinski un biógrafo en 2011.

Brzenzinski quería tener completa certeza del ataque, antes de que la Unión fuera poco más que un gigantesco agujero en el suelo. Si uno desaparecía, el otro lo acompañaba.

Para ello Zbigniew necesitaba una confirmación antes de llamar al presidente y emitir la orden para lanzar misiles contra los soviéticos. Había habido otras falsas alarmas en el pasado, pero éste parecía de fiar. Afortunadamente, antes de que pudiera notificar al Presidente Carter recibió una tercera llamada advirtiendo que los otros sistemas de alerta no habían recogido señales de un ataque. NORAD seguiría manteniendo una estrecha vigilancia sobre los cielos, pero esto parecía ser otra falsa alarma.

Entonces, ¿qué había ocurrido? Un programa informático que simulaba un ataque nuclear por parte de la Unión Soviética se había estado ejecutando a través de la red de NORAD. Por desgracia en NORAD y todos los demás en la red confundieron su propio programa de simulación con un ataque real.

A pesar de que Carter no fue notificado en tiempo real y sólo se dio cuenta del incidente posteriormente, distintos eventos se pusieron en marcha para proporcionar mayor seguridad. Diez aviones estadounidenses y canadienses fueron codificados en preparación para una guerra que tenía el potencial de cambiar drásticamente la vida en nuestro planeta de haber ocurrido.

Pero el presidente no se mantuvo en el bucle. Estados Unidos tiene un sistema en el lugar que se remonta a la década de 1960 para este tipo de escenarios. El presidente se supone que debe abordar un avión donde pueda ser capaz de tomar decisiones desde el aire durante un conflicto nuclear. .

Cuando se informó por primera vez a la prensa del incidente de 1979 en NORAD, se le restó importancia como un evento que no representaba ninguna amenaza real para la seguridad de Estados Unidos. Los informes de noticias de la época dejaron muy claro que el presidente no fue notificado (algo que se suponía iba a calmar al público), pero les faltó mencionar que el asesor de seguridad nacional de Carter había sido informado y estaba sentado en casa contemplando un ataque de represalia, sin considerar siquiera la muerte de todas las personas que amaba.

Desde entonces ¿Cómo se ha tratado de remediar estos problemas particulares en el año 1979? Por un lado, NORAD construyó una instalación de pruebas fuera de las instalaciones con un presupuesto de $ 16 millones que no requería ejecutarse en la red de detección. Un informe de 1981 proveniente de la Oficina de Contabilidad General citó esto como absolutamente necesario para asegurarse de que un programa de ordenador no pudiera desencadenar una falsa alarma de nuevo.

Por desgracia tanto en los EE.UU. y la Unión Soviética ocurrieron muchos más falsas alarmas en los siguientes años. Sabemos de al menos tres ejemplos, tan solo en 1980. Otra falsa alarma se produciría en 1983, cuando un teniente soviético en Moscú con el nombre de Stanislav Petrov recibió una advertencia de que los misiles balísticos intercontinentales estadounidenses se dirigían hacia Rusia. Su decisión de no lanzar un contraataque basado en una "sensación rara en [su] cuerpo" salvó a la humanidad de la destrucción nuclear absoluta.

El 2014, se hizo una película sobre Petrov llama "El hombre que salvó al mundo". Lamentablemente, no fue ni la primera ni la última persona durante la Guerra Fría en merecer ese título.

Referencia:
  • Matt Novak, "The Computer Simulation That Almost Started World War III", Gizmodo.

sábado, 14 de febrero de 2015

Un amor a la vida, la ciencia... hacia todo

Un 14 de febrero de 1990 a una distancia de más de 6,000 kilómetros la Sonda Voyager I giro su cámara hacia la Tierra, apuntó y tomo una de las fotografías más celebres en la historia contemporánea del hombre.
Créditos: NASA

La fotografía llamada "Un punto azul pálido (Pale Blue Dot)" permite apenas observar el planeta, el cual apenas ocupa 0.12 píxels de los 640.000 que forman la imagen. Carl Sagan, divulgador y astrofísico escribiría en torno a esta:

“Desde este lejano punto de vista, la Tierra puede no parecer muy interesante. Pero para nosotros es diferente. Considera de nuevo ese punto. Eso es aquí. Eso es nuestra casa. Eso somos nosotros. Todas las personas que has amado, conocido, de las que alguna vez escuchaste, todos los seres humanos que han existido, han vivido en él. La suma de todas nuestras alegrías y sufrimientos, miles de ideologías, doctrinas económicas y religiones seguras de sí mismas, cada cazador y recolector, cada héroe y cobarde, cada creador y destructor de civilizaciones, cada rey y campesino, cada joven pareja enamorada, cada madre y padre, cada niño esperanzado, cada inventor y explorador, cada profesor de moral, cada político corrupto, cada “superestrella”, cada “líder supremo”, cada santo y pecador en la historia de nuestra especie ha vivido ahí —en una mota de polvo suspendida en un rayo de sol. 

La Tierra es un escenario muy pequeño en la vasta arena cósmica. Piensa en los ríos de sangre vertida por todos esos generales y emperadores, para que, en gloria y triunfo, pudieran convertirse en amos momentáneos de una fracción de un punto. Piensa en las interminables crueldades cometidas por los habitantes de una esquina de este píxel sobre los apenas distinguibles habitantes de alguna otra esquina. Cuán frecuentes sus malentendidos, cuán ávidos están de matarse los unos a los otros, cómo de fervientes son sus odios. Nuestras posturas, nuestra imaginada importancia, la ilusión de que ocupamos una posición privilegiada en el Universo... Todo eso es desafiado por este punto de luz pálida. Nuestro planeta es un solitario grano en la gran y envolvente penumbra cósmica. En nuestra oscuridad —en toda esta vastedad—, no hay ni un indicio de que vaya a llegar ayuda desde algún otro lugar para salvarnos de nosotros mismos.

La Tierra es el único mundo conocido hasta ahora que alberga vida. No hay ningún otro lugar, al menos en el futuro próximo, al cual nuestra especie pudiera migrar. Visitar, sí. Colonizar, aún no. Nos guste o no, por el momento la Tierra es donde tenemos que quedarnos. Se ha dicho que la astronomía es una experiencia de humildad, y formadora del carácter. Tal vez no hay mejor demostración de la locura de la soberbia humana que esta distante imagen de nuestro minúsculo mundo. Para mí, subraya nuestra responsabilidad de tratarnos los unos a los otros más amable y compasivamente, y de preservar y querer ese punto azul pálido, el único hogar que siempre hemos conocido”.

Sagan tenía un interés especial en esta imagen, y fue él en realidad quien solicitó a los responsables de la misión que la capturará. Una veztomada tardo cerca de tres meses en ser recibida en la Tierra en virtud de que enviada por radio, con una tasa de trasferencia de cinco horas y media por cada pixel.

A más de dos decádas de este evento, en 2015 la Sonda New Horizons será la primera máquina humana en sobrevolar Plutón. El objeto de estudio es el más alejado hasta ahora pero no es la sonda que ha llegado más lejos: actualmente hay cuatro de ellas en el espacio interestelar: Voyager 1 y 2, y las Pioneer 10 y 11. Aunque las ultimas dos, sirvieron de ensayos para las Voyager pese a que siguen en viaje no están en comunicación con la Tierra.

Las Sondas Voyager fueron promovidas por Carl Sagan, en uno de sus muchos esfuerzos por acercar la ciencia a todos y al mismo tiempo la fotografía "Un punto azul palido" recalcaba su esperanza de una mejor humanidad en un momento en que la sombra de la Guerra Fría seguía vigente.

sábado, 7 de febrero de 2015

"Andamios" de Mario Benedetti

"El día en que lleguemos a comprender que la propaganda comercial, además de incitarnos a adquirir un producto, también nos está vendiendo una ideología, ese día quizá pasemos de la dependencia a la desconfianza."
Andamios narra la vida de Javier Montes, quien tras doce años de exilio vuelve a Montevideo, una ciudad la cual lo desconoce y él a ella.

En sus andanzas, a través de distintos andamios: conversaciones, cartas, recuerdos, sueños y poemas; va reconstruyendo su pasado para con ello poder encontrar un significado a su presente, el de una persona que se siente exiliado en la tierra que lo vio crecer.

Benedetti al escribir Andamios logró una obra donde sin cavilaciones conjuga humor a partes iguales con ironía y dolor, en el cual toma parte de los exiliados, para mostrar con sutileza como el exilio se forma en la nostalgia, junto con las ilusiones de los oprimidos que perdieron todo en las dictaduras militares de América pero a quienes nunca les pudieron arrancar sus sueños de un mundo mejor.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...