miércoles, 30 de mayo de 2012

Flauta hecha con marfil de mamut. Créditos: Oxford.

La Universidad de Oxford en Reino Unido ha anunciado que los investigadores de la Universidad alemana de Tübingen han determinado la edad de instrumentos musicales más antiguos del mundo: una colección de flautas, hechas de marfil de mamut y huesos de aves. Otros huesos encontrados en el mismo nivel de la excavación han sido fechados empleando radiocarbono en 40.000 años de antigüedad.

El sitio en la Cueva de Geissenklösterle en la zona de Jura de Suabia, al sur de Alemania "se cree que fue ocupada por algunos de los primeros humanos modernos que llegaron a Europa". De esta forma es posible que los primeros seres humanos llevados por su naturaleza desarrollarán sus primeros instrumentos.

El proceso de actualización de los instrumentos se esbozó en un documento para el Journal of Human Evolution. El equipo de Oxford, dirigido por el autor principal del profesor Tom Higham, utiliza "el método de ultrafiltración mejorada diseñada para eliminar la contaminación del colágeno preservado en los huesos".

La datación ha establecido que el Auriñaciense, una "cultura ligada a los primeros humanos modernos y que data del paleolítico superior," comenzó de 2,000 a 3,000 años antes de lo pensado, hace 42,000 y 43,000. La Cueva Geissenklösterle es de "los primeros sitios Auriñaciense, anteriores a las procedentes de Italia, Francia, Inglaterra y otras regiones".

"Geissenklösterle es una de varias cuevas de la región que ha producido importantes ejemplos de adornos personales, arte figurativo, imágenes míticas e instrumentos musicales", explica el Dr. Nick Conard excavador de la Universidad de Tubinga.

Uno de los temas importantes que rodean a esta nueva fecha es que se demuestra que los seres humanos eran del valle del Danubio, un corredor clave para el movimiento de los seres humanos, antes de que un gran cambio climático redujera las temperaturas de forma significativa.

"Los seres humanos modernos durante el período Auriñaciense se encontraban en el centro de Europa, al menos entre 2,000 y 3,000 años antes de este deterioro climático, cuando enormes icebergs surgieron de las capas de hielo en el norte del Atlántico y las temperaturas se desplomaron, explica el profesor Higham. "La pregunta es qué efecto pudo haber tenido esta recesión sobre las personas en Europa en ese momento." Los resultados también son importantes para considerar la relación entre primeros modernos y los neandertales en Europa. A pesar de un gran esfuerzo para identificar las firmas arqueológicos de la interacción entre los neandertales y los humanos modernos en esta región, los investigadores no han identificado indicios de cualquier tipo de contacto cultural o el mestizaje en esta parte de Europa.

"La duda", dijo Higham, "es el efecto que esta crisis podría haber tenido sobre las personas en Europa en ese momento".

Tal vez la creación de música fue uno de esos efectos. Tal vez el cambio ingobernable inspiró una necesidad ritual que los instrumentos musicales pudieron satisfacer.

Referencia:

sábado, 26 de mayo de 2012

Wirikuta: de lo sagrado al saqueo de plata y oro

Wirikuta
Los huicholes habitan en el norte de México, en los estados de Jalisco, Nayarit, San Luis Potosí y Durango. Se llaman a si mismos wixárikas. y son de los pocos pueblos indígenas que aun preservan su identidad cultural, además de sus tradiciones culturales y religiosas.

Dentro de su cosmogonía destaca Wirikuta que representa para los huicholes un territorio sagrado, el cual abarca un espacio de 140 hectáreas pertenecientes al Estado de San Luis Potosí y es para los wixárikas el lugar donde sucedió la creación del mundo. Es en este territorio donde se realiza la peregrinación desde los distintos pueblos que lo integran recreando el recorrido que sus antepasados alguna vez realizaron.

Para ellos la Reserva Wirkuta es un espacio sagrado único indivisible y continuo, donde cada elemento que conforma el desierto es sagrado: cada animal, cada planta hasta cada piedra es sagrada para el wixárika. En este sentido Wirikuta posee uno de los pocos ecosistemas únicos en el mundo, concentra una de las mayores biodiversidades y cactáceas por metro cuadrado, además de especies endémicas como el águila real, guacamaya enana, guajolote silvestre y el lobo mexicano.

Tal valor hizo que desde 1988 sea considerado para la UNESCO como parte de la Red Mundial de Sitios Sagrados Naturales.

De lo sagrado a lo profano


Desde noviembre del 2011 se autorizaron al menos 72 concesiones a través de la minera canadiense First Majestic Silver Corp para la explotación de los recursos minerales de 59,678 hectáreas pertenecientes a Wirikuta durante los próximos 100 años pero lo más importante han vulnerado la legislación mexicana al omitir consultar al pueblo indígena.



La autorización de la explotación minera pone en riesgo los acuíferos existentes en la región, dañará de forma irremediable el medio ambiente y no menos importante es una violación a los derechos e identidad del pueblo wixárika.

Información tergiversada


El pasado día jueves 24 de mayo de 2012 se informó que First Majestic Silver Corp había cedido a las presiones y devolvía al pueblo huichol no sólo su territorio sino también detenía sus planes de explotación minera.
En rojo se muestran las concesiones de la minera canadiense. En verde las hectareas que ha "donado" First Majestic Silver. Créditos: Salvemos Wirikuta.

No obstante desde diversos medios se explica que en realidad sólo se han cedido 761 hectareas de las 5,700 que abarca Wirikuta. El espacio que "donan" es sólo una parte del Cerro Quemado, algo absurdo si se considerá que Wirikuta es indivisible y más aún la donación no abarca ninguna de las vetas que la minera pretende explotar por lo que el proyecto de explotación minera sigue intacto.

lunes, 21 de mayo de 2012

Querido Einstein: ¿Los científicos rezan?

Albert Einstein en 1947. Créditos: Life.
En enero de 1936, una joven llamada Phyllis escribió a Albert Einstein, en nombre de su clase de escuela dominical, una carta donde preguntaba "¿Los científicos rezan?" Su carta, y la respuesta de Einstein, se pueden leer a continuación:

Iglesia de Riverside

19 de enero de 1936

Querido Dr. Einstein:

En nuestra clase de escuela dominical surgió la pregunta: ¿los científicos rezan? Iniciamos cuestionando si se podía creer en la ciencia y la religión. Estamos escribiendo a científicos y otros hombres importantes, para tratar de obtener una respuesta.

Nos sentiremos muy honrados si usted responde a nuestra pregunta: ¿los científicos rezan y qué oran?

Cursamos sexto grado, en la clase de la señorita Ellis.

Atentamente,

Phyllis



24 de enero 1936

Estimada Phyllis:

Voy a tratar de responder a tu pregunta de forma tan simple como pueda. He aquí mi respuesta:

Los científicos creen que todas los acontecimientos, incluyendo asuntos de los seres humanos, se deben a las leyes de la naturaleza. Por lo tanto un científico no puede estar inclinado a creer que el curso de los acontecimientos puede ser influenciado por la oración, es decir, por un deseo manifiesto sobrenatural.

Sin embargo, debemos reconocer que nuestro conocimiento actual de estas fuerzas es imperfecto, por lo que al final la creencia en la existencia de un ser superior, se basa en una especie de fe. Tal creencia está muy extendida a pesar de los logros actuales en la ciencia.

Pero también, cualquiera que este seriamente involucrado en la búsqueda de la Ciencia puede convencerse de que un ser superior se manifiesta en las leyes del universo, superiores al hombre. De esta manera la búsqueda de la ciencia conduce a un sentimiento religioso de un tipo especial, que seguramente es muy diferente de la religiosidad de alguien más inocente.

Con saludos cordiales,

A. Einstein

 Referencias:

sábado, 19 de mayo de 2012

Los bioquímicos han imaginado desde hace mucho los conjuntos autocatalíticos que pueden explicar el origen de la vida. Ahora, un nuevo enfoque matemático a estos conjuntos puede tener unas implicaciones incluso mayores.
Créditos: Per Ola Wiberg ~ Powi.

Una de las preguntas más desconcertantes sobre el origen de la vida es como un rico paisaje químico hizo posible que la vida llegará a existir.

Este paisaje se considera, estaba formado entre otras cosas de aminoácidos, proteínas y complejas moléculas de ARN. Es más, estas moléculas deben haber sido parte de una vasta red de reacciones químicas relacionadas entre sí que las generaron de forma fiable.

Evidentemente, todo tiene que haber ocurrido antes de que la vida misma surgió. Pero, ¿cómo?

Una idea es que los grupos de las moléculas pueden formar conjuntos autocatalíticos. Estos son fábricas autosostenibles de productos químicos, en los que el producto de una reacción es la materia prima o catalizador para otro. El resultado es un virtuoso y autónomo ciclo de creación química.

Hoy en día, Stuart Kauffman en la Universidad de Vermont en Burlington y un par de amigos echaron un vistazo a las propiedades matemáticas de conjuntos autocatalíticos más amplios. Al examinar este panorama, llegan a una asombrosa conclusión que podría tener consecuencias notables para nuestra comprensión de la complejidad, la evolución y el fenómeno de la emergencia.

Comienzan mediante la derivación de algunas propiedades generales de los conjuntos matemáticos autocatalíticos, demostrando que este conjunto puede estar formado por muchos subconjuntos autocatalíticos de diferentes tipos, algunos de los cuales se pueden solapar.

En otras palabras, los conjuntos autocatalíticos puede tener una propia estructura compleja y rica.

La evolución, de esta forma, puede trabajar en un solo conjunto autocatalítico, la producción de nuevos subconjuntos dentro de ella son mutuamente dependientes uno del otro. Este proceso crea un entorno en el que los nuevos subconjuntos pueden evolucionar.

"En otras palabras, estructuras funcionalmente autosuficientes cerradas pueden surgir en un nivel más alto (un conjunto autocatalítico de los conjuntos autocatalíticos), es decir, verdadera emergencia", añaden.

Esa es una visión interesante de la emergencia y, ciertamente, parece un enfoque razonable para el problema del origen de la vida. No es difícil imaginar a grupos de moléculas que funcionen juntas de esta manera. Y, en efecto, los bioquímicos han descubierto recientemente simples conjuntos autocatalíticos que se comportan exactamente de esta manera.

Pero lo que hace que el enfoque sea tan poderoso es que las matemáticas no dependen de la naturaleza de la química - que es el sustrato independiente-. Así que los bloques básicos de construcción de un conjunto autocatalítico no tienen que ser moléculas en absoluto, sino que las unidades pueden manipular a otras unidades de la manera requerida.

Estas unidades pueden ser entidades complejas en sí mismas. "Tal vez no es demasiado descabellado pensar, por ejemplo, en la colección de especies de bacterias en su intestino (varios cientos de ellas) como un conjunto autocatalítico grande", explica Kauffman y compañía.

Y van aún más lejos. Señalan que la economía es esencialmente el proceso de transformación de materias primas en productos tales como martillos y palas que se facilitan en su posterior transformación de las materias primas, etc. "Tal vez también podemos ver la economía como un conjunto (emergente) autocatalítico, exhibiendo algún tipo de cierre funcional", especulan.

¿Podría ser que la misma idea - la teoría general de conjuntos autocatalíticos - pueda ayudar a explicar el origen de la vida, la naturaleza de la emergencia y proporcione una base matemática para la organización de la economía?

Como Kauffman y colegas explican: "Creemos que estas ideas valen la pena trabajarlas y desarrollar aún más".

Esperemos mientra la investigación avanza.

Referencia:

martes, 15 de mayo de 2012

Carlos Fuentes Macías (1928-2012)

Carlos Fuentes en la Biblioteca de su hogar, Ciudad de México, 1986. Créditos: Rogelio Cuéllar.
"El espíritu no muere. Se traslada" 
Carlos Fuentes

Ha muerto Carlos Fuentes, "...un hombre comprometido, rebelde a las normas y a los dogmas, que ha defendido con ardor una idea simple y digna de la humanidad". Su muerte no sólo deja un vació en la sociedad mexicana sino también de ahora en adelante produce una ausencia perpetua en la literatura universal.

Hombre sencillo y a la vez noble, conocedor de las desgracias de un pueblo y a la vez un perspicaz observador de la identidad mexicana. Capaz de construir un mundo con palabras, del que fue capaz de reproducir a lo largo de los sesenta libros que nos ha dejado como legado tras su partida de este mundo.

Se va Carlos Fuentes pero nos queda su obra y más aún sus ideales de un mundo donde hombres como él son cada vez más que imprescindibles.

sábado, 12 de mayo de 2012

Murales ofrecen visión de la astronomía maya

Una tabla con cuatro columnas representa intervalos específicos que son múltiplos del Calendario Maya y podrían relatar los ciclos de la Luna y planetas. Créditos: National Geographic.
Bajo un montículo de tierra en la selva de Guatemala, los arqueólogos han descubierto lo que dicen es la evidencia más antigua hasta la fecha de astronomía sofisticada y rituales de mantenimiento de tiempo de los antiguos mayas.

El hallazgo -abarca fechas, tablas y representaciones de las deidades lunares pintadas y talladas en las paredes de una pequeña cámara- fue descubierto el año pasado durante las excavaciones de la ciudad maya de Xultun. La ciudad era una próspera metrópoli hace 1,200 años, evidencia que se indica en varias de las fechas en el mural.

"Pensamos que se trataba de un espacio que ocupaba un sacerdote, escriba o astrónomo que laboraba en un calendario", explica David Stuart, un antropólogo de la Universidad de Texas en Austin y co-autor del estudio de las pinturas, publicado en Science. "Es como tener una pizarra en su oficina si usted es un físico o un matemático".

Las tablas se asemejan a las que se encuentran en el Códice de Dresde, lámina formada a partir de la corteza de árbol que se remonta al período Posclásico Tardío de la civilización maya, que inició alrededor de 1300. Las pinturas Xultun son las únicas fuentes encontradas que muestran información astronómica desde el período clásico maya (alrededor del 250 a 900).

Las probabilidades estaban en contra de la supervivencia de las pinturas y el descubrimiento. Si bien los arqueólogos descubrieron Xultun entre los años 1920 y 1970, las excavaciones no comenzaron hasta 2010. "Durante los años transcurridos, el sitio fue saqueado en gran medida, absolutamente devastado", explica Bill Saturno, arqueólogo de la Universidad de Boston en Massachusetts que dirige la excavación Xultun y co-autor del artículo de Science.

Durante una temporada de campo en marzo de 2010, del estudiante Saturno Max Chamberlain asomó la cabeza por una de las excavaciones que habían realizado los saqueadores y encontró una pared expuesta, en la cual parecía haber evidencia de pintura roja y blanca. Saturno decidió excavar 30 centímetros más y descubrió una pintura de uno de los gobernantes de Xultun sentado encima de su trono con un tocado azul brillante con plumas.

"Encontrar una pintura en buen estado es poco probable. No se conservan bien en las bajas tierras mayas tropicales, a menos que se tengan condiciones especiales ambientales", explica Saturno. "El hecho de que este tan bien conservado es bastante espectacular". En este caso, los mayas habían llenado cuidadosamente la sala con una mezcla de piedra, tierra y cerámica antes de sellar la puerta, en lugar de colapsar el techo y la nivelación de arriba, como era costumbre en la construcción de edificios nuevos.

Saturno decidió continuar la excavación, y para su sorpresa, todas las paredes conservan pinturas adornadas con jeroglíficos mayas, entre ellos una figura de color naranja con pulseras de jade con un un lápiz. El equipo también encontró un artefacto: un dispositivo que sirve para cortar papel de corteza. Los jeroglíficos cubría la pared del este, y en algunos casos, las imágenes habían sido borradas para crear un nuevo espacio escrito. Dos imágenes sobresalían: un conjunto de números mayas, representados por barras y puntos, en la pared norte, y una tabla de 27 columnas de números en la pared este.

Empelando un escáner, Saturno y un colega tomaron imágenes de la pintura mural en la noche, cuando se podría aumentar el contraste y resaltar los detalles de la pintura. Algunos de los símbolos no estaban bien conservados y tuvieron que ser reconstruidos más adelante empleando el conocimiento existente de los cálculos de calendario maya.

Números armónicos


Un análisis realizado por Stuart reveló que en la columna 27 se representan fechas, con un intervalo de 177 o 178 días, con la deidad Luna representada en la parte superior de cada columna de forma diferente. Los mayas registraban movimientos de la Luna en segmentos de 177 y 178 días o seis meses lunares. La tabla es similar a una tabla de multiplicación asociada con el Códice de Dresde 'eclipse lunar" utilizada para el cálculo del patrón de fase lunares", sugiere la hipótesis de Stuart presentada en una conferencia de prensa al hablar sobre el hallazgo.

El cuadro en la pared norte consta de cuatro números, cada uno de los cuales representa un intervalo de días que van desde 935 a 6,703 años. Cuatro números son múltiplos de un calendario cíclico de 52 años Maya, consideran los investigadores, y podría representar eventos recurrentes relacionados a los ciclos de Venus, la Luna, Marte y Mercurio, posiblemente.

"Los mayas estaban casados ​​con esta idea de conmensuración -la búsqueda de números que son múltiplos enteros diferentes-", agrega Anthony Aveni, co-autor y arqueoastrónomo de la Universidad Colgate en Hamilton, Nueva York. "Es muy probable que lo que tenemos aquí son formas naturales de mantenimiento que estaban tratando de encajar junto a los grandes números de armonía en que se ejecuta el Universo", consideraban los mayas.

Otros expertos dicen que el hallazgo podría ser el tipo de trabajo matemático que tendrían que haber hecho para calcular la información del calendario como se ve en el Códice de Dresde y otras fuentes.

"Un espacio como este tendría que existir, pero esta es la primera vez que se ha encontrado", reitera Harvey Bricker, un arqueólogo en el Museo de Historia Natural de Florida en Gainesville y profesor emérito de la Universidad de Tulane en Nueva Orleans, Louisiana.

"Estamos concibiendo una tentadora idea de cómo estas [las pinturas] y los códices están relacionados", afirma John Carlson, director del Centro de Arqueoastronomía en College Park, Maryland. "Pero realmente no podemos estar seguros de por qué estaban escribiendo estas inscripciones".

Debido a que el calendario maya es frecuentemente mal representadas en la cultura popular como un presagio del Apocalipsis - una opinión no compartida por los expertos - preguntas en la rueda de prensa, de forma inevitable, se dirigió a este tema. Cuando se realizo, los autores coinciden en que algunos de los números más grandes que se encuentran en la cámara podría hacer referencia a intervalos que van más allá de b'ak'tun 13 -una fecha maya popularizada de forma incorrecta que marca el fin del mundo.

Los investigadores identificaron otras 12 inscripciones grabadas o pintadas, además de los descritos en el artículo de Science y continúan el análisis y la excavación en Xultun. "Tenemos un 99,9% de superficie a la izquierda para explorar", agrega Saturno. "Vamos a estar trabajando en el sitio durante muchas décadas".

Referencia:

miércoles, 9 de mayo de 2012

El cerebro humano formado por genes duplicados

Varias copias de un gen pueden haber aumentado la potencia de cálculo de los cerebros de nuestros antepasados. Créditos: Nature.
Los seres humanos caminamos sobre nuestros dos pies y (sobre todo) tenemos un poco de vello y cabello que cubre nuestro cuerpo, pero la característica que nos aleja de otros primates es un cerebro capaz de producir un lenguaje, arte, ciencia y otros símbolos de nuestra civilización.

Ahora, dos estudios publicados en Cell 1, 2 sugieren que el ADN tuvo errores de duplicación que ocurrieron hace millones de años y que podría haber tenido un papel fundamental en la evolución de la complejidad del cerebro humano. Las duplicaciones -que crearon nuevas versiones de un gen activo en cerebros de otros mamíferos-, pueden haber dotado a los humanos de un cerebro capaz de crear más conexiones neuronales, conduciendo tal vez a una mayor potencia de cálculo.

Las enzimas que copian el ADN a veces crean copias adicionales de un gen en un cromosoma, los científicos estiman que estas réplicas genéticas representan alrededor del 5% del genoma humano. Sin embargo, las duplicaciones de genes son notoriamente difíciles de estudiar debido a que los nuevos genes no difieren mucho de sus antepasados y tienden a ser pasados ​​por alto.

Evan Eichler, un genetista de la Universidad de Washington en Seattle, autor principal de uno de los documentos de Cell, encontró que los humanos tienen cuatro copias de un gen llamado SRGAP2, que él y sus colegas decidieron investigar.

En el artículo, señalan que las tres versiones duplicadas de SRGAP2 se ubican en el cromosoma 1, junto con el gen ancestral original, pero no son copias exactas. Todas las duplicaciones forman parte de una forma ancestral del gen y por lo menos hay un evidente gen duplicado, SRGAP2C, que parece actuar como proteína de trabajo. El equipo de Eichler también ha encontrado SRGAP2C en cada genoma humano individual que su equipo ha examinado -más de 2,000 hasta el momento- lo que subraya su importancia.

"Diez años después de que el genoma humano fue secuenciado y se declaró terminado, todavía estamos encontrando nuevos genes en nuevos lugares que son realmente importantes para el funcionamiento del cerebro humano y la evolución", añade Eichler.

El equipo de Eichler calcula que SRGAP2C apareció hace aproximadamente 2,4 millones de años, momento en la especies más grandes de Homo evolucionaron en África desde los más pequeños Australopitecus, y donde surgen las herramientas de piedra reconocidas en el registro fósil. Estos homínidos antiguos con el tiempo dieron lugar a Homo erectus, los primeros antepasados ​​humanos que vagaron más allá de África, aproximadamente hace 1,8 millones de años.

Impulsar el cerebro


De acuerdo con un segundo estudio, también publicado en Cell, la aparición de SRGAP2C podría haber ayudado a nuestros antepasados a aumentar el tamaño de sus cerebros, que pudo haber sido resultado también de otros cambios, desconocidos en el genoma.

"Tenía que desempeñar una función importante", agrega Franck Polleux, un neurobiólogo del Instituto de Investigación Scripps en La Jolla, California y autor principal segundo artículo.

Sorprendentemente, los bloques de proteínas SRGAP2C tienen una función de proteína ancestral, el equipo de Polleux descubrió, efectivamente actuán en los seres humanos como el gen ancestral SRGAP2. Posteriormente, el equipo expresó el gen SRGAP2C en las neuronas de los ratones en desarrollo. El cambio no causó crecimiento en los cerebros de los ratones, pero sus neuronas produjeron matrices densas de las estructuras de las células cerebrales, llamadas espinas dendríticas, que forjan conexiones con las neuronas vecinas.

"Si se está aumentando el número total de conexiones, es probable que haya un aumento de la capacidad de esta red para manejar la información", explica Polleux. "Es como el aumento en la potencia de procesamiento en una computadora".

En ratones, el gen también aumentó la velocidad de migración de las neuronas en todo el cerebro en desarrollo. Equipo de Polleux especula que esta característica también podría haber ayudado a las neuronas viajar largas distancias en los cerebros desarrollados de los antepasados ​​humanos.

"Uno tiene que tener cuidado de no poner demasiado énfasis en el papel de un gen en la evolución del cerebro", dice Genevieve Konopka, un neurocientífico de la Universidad de Texas Southwestern Medical Center en Dallas. Pero ella cree que los dos documentos demuestran que la duplicación de SRGAP2 influyó la cognición humana.

James Sikela, un genetista evolutivo de la Universidad de Colorado, Denver, añade que las duplicaciones SRGAP2 es probable que sean parte de una multitud de cambios genéticos que moldearon el cerebro humano. Su equipo ha identificado docenas de genes duplicados únicos en los seres humanos, muchos de ellos expresados en el cerebro. "Encontrar los genes que nos hacen humanos puede ser un reto", explica, "pero los recursos que ahora tenemos para hacer esas preguntas no tienen precedentes".

Referencia:

lunes, 7 de mayo de 2012

Panorámica del cráter Endeavour realizada por la sonda Opportunity. Créditos: NASA.
Diseñada para una misión de 90 días el rover Opportunity lleva ya siete años en suelo marciano y hace unos días llegó al borde del cráter Endeavour. El cráter formado por un impacto de meteorito antiguo, muestra en su bordes de rocas signos de un pasado acuoso. El análisis químico encontró depósitos similares a las fuentes hidrotermales de la Tierra, junto con características generalmente asociadas con la evaporación. En conjunto, estas piezas de evidencia sugieren que agua cálida y poca profunda existía en la región del Endeavour.

En un artículo de Science, S. W. Squyres y sus colegas describen el proceso usado por Opportunity para obtener y analizar las muestras de roca. El paisaje que rodea el Endeavour es muy antiguo, se remonta a la época en que Marte estuvo bajo el constante bombardeo de meteoritos, por lo que fue escogido como un sitio para la exploración del rover. Si la historia de Marte es paralela a la historia de la Tierra, el período de cataclismo cedió a tiempos más tranquilos originando agua, un escenario donde posiblemente, la vida pudo haber estado presente. Basados tanto en las características sedimentarias y la evaporación presente en rocas alrededor del cráter, concluyen los investigadores que la región pudo haber sido habitable por lo menos durante un corto período de tiempo.

Como en la Tierra, Marte tiene regiones donde las rocas se remontan a su origen, poco después de que los planetas se enfriaran lo suficiente como para permitir que la superficie se solidifique. En Marte, esta época se conoce como el período de Noé (en referencia a la figura bíblica de Noé), el planeta ahora seco probablemente tenía una gran cantidad de agua superficial. Este período se caracterizó también por el bombardeo de meteoritos pesados: el paisaje de Noé está llena de cráteres y tiene cierta semejanza con las altas regiones de la Luna.

El cráter Endeavour es el sitio de impacto de un meteorito. El cráter es de unos 22 kilómetros de diámetro y las capas de roca expuestas por el impacto se asemejan a estructuras similares halladas en la Tierra. Por lo tanto, Endeavour ofrece un buen laboratorio para entender la historia temprana de Marte, por lo que los científicos lo seleccionaron para la exploración del rover Opportunity durante su misión extendida.

Opportunity se acercó a Endeavour  a lo largo de una área conocida como Shoemaker Ridge (Canto de Zapatero) en el borde del cráter, que a su vez es parte de una región conocida como Cape York (Cabo de York). Para el estudio actual, el explorador analizó rocas en dos lugares, conocidos como Chester Lake y New Haven Greeley, respectivamente en los extremos sur y norte del Cabo de York. Dado que las rocas están separadas por unos 700 metros, Squyres y colegas asumieron que son representativas de toda la formación.

En ambos lugares, Opportunity examinó los afloramientos de roca dentro de la matriz y obtuvo fragmentos (clastos), algunos de los cuales fueron expulsados por el impacto de meteorito que formó  Endeavour. Mediando la molienda de pequeñas cantidades de rocas Opportunity estudió su composición química y la dureza de los minerales, los cuales revelan información sobre la formación del planeta y su historia.

Un tipo de roca conocido como brechas (frecuentes en la Tierra) se componen de fragmentos sólidos incrustados en piedra de grano fino. Análisis de brechas cerca del Chester Lake reveló la presencia de una gran cantidad de zinc en altas concentraciones. En la Tierra, estas rocas se producen en los respiraderos hidrotermales, cuando la calefacción volcánica envía el agua a través de fisuras, lo que les permite recoger los minerales.

Además, cuando Opportunity estudio rocas en la región Greeley Haven, encontró venas de material enhebrada en la matriz. Basado en el análisis químico y de modelado, Squyres y colegas llegaron a la conclusión que este material es yeso basado en sulfuro de calcio y que contiene también agua (CaSO4+2H2O). En la Tierra, el yeso se encuentra con más frecuencia cuando el agua se ha evaporado, dejando minerales previamente disueltos. En base a la temperatura en la que se encuentran las formas de yeso, los investigadores postulan que se encontraba en un cuerpo caliente superficial del agua, -tal vez transitoria- y posiblemente habitable.

Tanto la presencia de depósitos de zinc y las venas de yeso son muy sugestivas para indicar cuerpos de agua presentes en la región del cráter Endeavour. Comparando la piedra arenisca encontrado en otras partes de Marte con los indicios descubiertos York Cabe, indica son de transición. Los depósitos hidrotermales marcan el primer período, cuando la actividad volcánica era más común, mientras que los depósitos de evaporación muestran un período posterior, cuando el mar cubría gran parte de la superficie marciana. El agua tibia necesaria para formar y precipitar depósitos de yeso transitorios que pudieron ser habitables.

Referencia:

martes, 1 de mayo de 2012

CMS descubre una nueva partícula

Bariones Xi_b excitados y en estado base se descomponen en un proceso de múltiples pasos con partículas de larga duración, lo que hace que sea complicado para los científicos cuando tratan de remontarse a la partícula original. Créditos: CMS.
Miembros de la colaboración CMS ha anunciado el primer descubrimiento de una nueva partícula por parte del experimento.

En un artículo enviado a Physical Review Letters, la colaboración CMS ha descrito la primera observación de barión neutro Xi_b excitado, una partícula formada por tres quarks, incluyendo un quark beauty.

El nuevo barión es una de las muchas partículas formadas por quarks predichas por la teoría de la cromodinámica cuántica.

"Hemos encontrado una fracción muy grande de estas partículas", explica el físico de CMS Chiochia Vincenzo, uno de los co-líderes de la búsqueda. "Pero todavía queda por descubrir partículas muy pesadas ​​y en estados excitados".

Los quarks individuales no pueden volar libres por sí mismos; los científicos los encuentran reunidos en parejas o en grupos de tres. La teoría describe las diferentes maneras en que los quarks se pueden conectar. También predice la existencia de estados excitados de las partículas hechas de quarks.

La primera partícula descubierta por el equipo de colaboración ATLAS, se anunció en diciembre de 2011, era un estado de excitación de una partícula formada por dos quarks.

Hasta ahora, los físicos sólo habían visto bariones Xi_b en sus estados base. El barión Xi_b excitado es el barión más pesado descubierto hasta ahora en la familia bariónica Xi.

Una partícula pasa a un estado de excitación cuando tiene una cantidad mayor de energía que su cantidad mínima de energía. Poco después de las partículas excitadas se forman en las colisiones de partículas como los que ocurren en el Gran Colisionador de Hadrones, se descomponen en partículas en estado fundamental, liberando energía en forma de partículas más pequeñas.

Las partículas de bariones Xi_b excitados se desintegran en partículas de larga duración que pueden viajar medio metro desde el punto de colisión antes de decaer. Esto da a los físicos largas líneas cuando conectan los puntos para encontrar el origen de los productos finales de la decadencia. Todo esto lo realizan en un estado de confusión provocado por alrededor de 20 colisiones de partículas que suceden en el mismo instante.

"Encontrar una partícula es realmente muy difícil", agrega Chiochia. "Encontrar este complejo decaimiento en un evento tan desordenado nos hace confiar en nuestra capacidad para encontrar otras nuevas partículas en el futuro".

Referencia:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...