lunes, 30 de agosto de 2010

Origen: La interminable Escalera Penrose

En "Inception" (Origen) película de Christopher Nolan se hace uso de una ilusión óptica clásica llamada la Escalera de Penrose, que se repliega sobre sí misma en el espacio.

Ascenso por siempre

Origen ofrece a los espectadores interesantes giros tanto en la narrativa como en el aspecto visual. Desde sueños dentro de sueños inducidos, que incluyen efectos espejo de Droste sobre laberintos pasando por paisajes urbanos que se pliegan sobre sí mismos, la película mantiene al público inmerso en la trama y con el anhelo de obtener algo más. Dado la trama, es comprensible que algunos detalles puedan pasar inadvertidos por el espectador.

Un detalle de los mencionados es la ilusión óptica que es llevada a la pantalla en forma de una escalera siempre ascendente. Durante la escena Arthur (Joseph Gordon-Levitt) le pide a Ariadna (Ellen Page) que diseñe un paisaje de ensueño sin fin dentro de un mundo finito. La escena se desarrolla en forma rápida, y, como en muchas escenas del director Christopher Nolan, se supone que el público estará a la expectativa. Partamos de esta escena para continuar.

La ilusión la Escalera de Penrose toma su nombre de dos hijos de matemáticos, Lionel y Roger Penrose, quienes presentaron el objeto imposible en un documento de 1958. La escalera no se puede construir en tres dimensiones debido a su propiedad que al subir una persona por esta, pareciera que entra en un bucle de ascenso continuo. Al recorrerla, por increíble que parezca, después de la primera vez (o segunda, o tercera ...) uno termina volviendo al principio, y todo el recorrido se inicia de nuevo. Se puede dar vuelta atrás y bajar, también, con el mismo efecto continuamente pisando los mismos escalones una y otra vez.

Aunque es imposible construir en la realidad, no ha dejado de ser para matemáticos y artistas una oportunidad para representar la Escalera de Penrose como una ilusión óptica. El ejemplo más famoso es MC Escher en su obra "Ascendiendo y descendiendo" que muestra numerosos monjes laboriosamente subiendo y bajando los mismos escalones. Al distorsionar la perspectiva en el dibujo de dos dimensiones, la imposibilidad de la Escalera se elimina, y a menudo lleva a los espectadores con un poco de tiempo darse cuenta de que algo no está del todo bien.

La misma ilusión puede ser hallado al fotografiar una escultura hábilmente construida. Desde la mayoría de los ángulos de esta estructura se verá como una tontería, pero si se ve desde la posición correcta, las fallas están ocultas y lo imposible parecía haberse creado.

Un ejemplo extraordinario de esto es proporcionado por Andrew Lipson, un matemático y programador de computadoras, que, junto con Daniel Shiu, construyó una versión de "Ascendiendo y descendiendo" con los populares ladrillos LEGO. Lipson ofrece una explicación en su página web que debe satisfacer a todos. Las descripciones de algunas de las piezas utilizadas para construir el modelo, así como numerosas fotografías del trabajo en curso que se proporcionan ayudan a explicar cómo Lipson y Shiu han logrado la ilusión.

Al mismo tiempo otras personas han construido y fotografiado sus propias escaleras imposibles, y, al mismo tiempo una verdadera Escalera Penrose no puede funcionar en el mundo real, comprobando que las representaciones en tres dimensiones logran crear una ilusión.

Por supuesto, a través del trabajo de camarografos Christopher Nolan es capaz de lograr una escalera de Penrose en la pantalla grande. La ilusión aparece dos veces en la película, pero la segunda vez probablemente se pase por alto dado que se explico previamente. Cerca del final de la película, cuando Arthur esta en la escalera, un cambio rápido de los puntos del ángulo de la cámara obtiene una toma vertical hacia abajo. Nuestro héroe se supone que esta escalones más abajo que su perseguidor, pero de pronto desciende otro tramo de escaleras y esta a solo una diminuta distancia de su perseguidor. El villano sorprendido es arrojado de la parte frontal de la escalera, terminando la persecución de forma brusca. La imposibilidad de todo lo anterior es prueba de que sólo puede ser realizada en el mundo paradójico de los sueños en la película. Y es esta manipulación de la realidad que se complemente con un guión inteligente que alienta a los espectadores para ver la película una y otra vez, viendo si hay algo que han perdido en la primera (o segunda, o tercera ...ocasión).

Referencia:

Mike Selinker,"The Never-Ending Stories: Inception’s Penrose Staircase", Wired.

6 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...