martes, 3 de noviembre de 2009

Tzompantli y la visión de la muerte para los aztecas

Descripción de un Tzompantli (muro de las calaveras) a la derecha, junto a la imagen de un templo azteca dedicado a Huitzilopochtli. Del Códice Tovar de 1587. Dominio Público.

El culto a la muerte, una de las expresiones más antiguas que posee la humanidad, tuvo también su manifestación en el pueblo azteca.

El pueblo mexica era profundamente religioso, todos los aspectos de su vida estaban relacionados con este sentimiento: desde la organización social, política, comercio, agricultura, educación, deporte hasta la ciencia, guerra y danza.

Los nahuatl creían que los seres humanos habían sido creados por una dualidad divina formada por Omecíhuatl (principio masculino) y Ometecutli (principio femenino) en el Omeyocan y estos los enviaban a nacer a la Tierra. A cada uno de los humanos se les dotaba de un yóltl, una especie de alma o espíritu además de un tonalli que era el destino (tal destino se conocía consultando el día de su nacimiento en el Tonalamatl).

La vida y la muerte eran aspectos de una sola existencia. Cuando una persona moría su yólotl se convertía en un gran poder invisible (en tlaloque, un semidios), que podía provocar el bien o mal a los miembros del clan mediante encantamientos por lo cual todos debían asegurarse de la buena voluntad del difunto. Es por este motivo que los aztecas consideraban a la muerte más un motivo de alegría que de tristeza.

Dentro de toda esta cosmovisión cobra sentido el tzompantli (muro de las calaveras), el cual era un altar donde se colocaban los cráneos de sacrificados, que generalmente eran prisioneros de guerra.

La finalidad del tzompantli era rendir una ofrenda al Dios Tezcatlipoca y fue una de las mayores muestras del poder político, militar y religioso que alcanzaron los aztecas. Sin embargo también se han encontrado tzompantlis en la región de Chichén Itzá y en Tula.

En la actualidad y fruto del mestizaje, el tzompantli se volvió un elemento de la cultura mexicana moderna representado en forma leve en el pan de muertos y en el Altar de Muertos que reúnen elementos culturales de tradición católica y del arte del tzompantli.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...